Riesgos en embarazos a temprana edad

Riesgos en embarazos a temprana edad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 16 millones de mujeres entre 15 y 19 años, y aproximadamente 1 millón de niñas menores de 15, dan a luz cada año. Por ello, hoy en día México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes a nivel mundial.

El embarazo adolescente tiende a tener un mayor índice de morbilidad y mortalidad, tanto para la madre como para el bebé. Ya que la adolescente está en pleno desarrollo, el embarazo puede interferir y con ello tener riesgos de malnutrición o retraso en el desarrollo óseo, etc.

Complicaciones para la madre adolescente:

  • Placenta previa
  • Preeclampsia (hipertensión arterial durante el embarazo)
  • Parto prematuro
  • Anemia grave
  • Rotura prematura de aguas
  • Mayor riesgo de que no acuda a las visitas ginecológicas, o no siga los consejos de su médico
  • Mayores dificultades durante el trabajo de parto

Complicaciones para el hijo de madre adolescente:

  • Mayor riesgo de muerte intrauterina
  • Bajo peso al nacer
  • CIR (crecimiento intrauterino retardado)
  • Prematuridad (con todas las complicaciones asociadas)
  • Riesgo de sufrir accidentes, enfermedades, o tener una alimentación inadecuada debido a falta de cuidados maternos
  • Más incidencia de enfermedades cardiológicas y problemas funcionales
  • Bajo rendimiento académico

Independientemente de los problemas físicos que puede haber tras tener un embarazo adolescente, es muy probable que la adolescente quede nuevamente embarazada en los siguientes dos años después de tener al primer bebé, lo que dificulta el continuar con los estudios y conlleva a una mala situación económica en el futuro, que también afectará al bienestar de los hijos. Sumado a esto, aumenta la posibilidad de que sus hijos también sean padres en la adolescencia.

Close Menu